Somos responsables de nuestra salud.

Desde siempre, antes incluso del descubrimiento de la genética, sabíamos que heredábamos algunas de las características de nuestros antecesores, incluso sus dolencias. Esto hace que veamos parte de nuestros males físicos como algo inevitable, venía en el lote”

¿Es así realmente?

Pero esto no es exáctamente así; es cierto que ve
nimos con una bolsa de indicaciones, el carácter, la estatura, algunas dolencias… pero esto no significa que no podamos controlar alguna de estas características, es cierto, no podemos se más altos, pero sí podemos manejar, e incluso, sanar, dolencias que venían en nuestro código de barras.

 

Son muchas la formas de adquirir las herramientas que nos servirán para manejar nuestras emociones, nuestro carácter y nuestra salud. Pero todas parten de una base, el autoconocimiento.

Este auto conocimiento es imprescindible, es necesario que nos responsabilicemos y tomemos el control de nosotros mismos, que investiguemos y averigüemos qué estamos haciendo a nuestro cuerpo de forma inconsciente y por qué lo hacemos. Este trabajo, aunque parece sencillo, requiere y requerirá un esfuerzo arduo y constante a lo largo de nuestra vida, pero merecerá la pena desde el mismo momento en que decidamos dar ese primer paso. Habrá recaídas, habrá momentos en los que tiremos la toalla o, sencillamente, aparezcan nuevas experiencias y pruebas de la vida que nos exijan una reinvención de nosotros mismos, para poder afrontarlas y, una vez más, debamos hacer el trabajo de reconocernos y crearnos de nuevo.

Es por lo tanto, crucial, renunciar al apego de nosotros mismos, de etiquetarnos en base a lo ya conocido y, por contra, estar dispuestos a renacer de alguna forma y siendo, no lo que ya somos, o creemos que somos, si no aquello que queremos ser y somos por el simple hecho de desearlo.

Recordemos, requiere un esfuerzo pero es una aventura que hará cada día un juego de descubrimiento.

Iré compartiendo técnicas conocidas, en desarrollo y terapias complementarias y/o integrativas que nos abrirán nuevas puertas.

Ofrezco terapias individuales, conferencias, charlas y talleres para llegar a ese autoconocimiento y a ese equilibrio.

 

Un abrazo

 

Edurne San Vicente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
16 + 4 =